RSS

Periódicos

Copy of periodicos Mayagüez

La fecha del primero de junio de 1848 marca el inicio del periodismo regional en Puerto Rico con el establecimiento de “El Imparcial Mayagüezano”, el noveno periódico en publicarse en el país y el primero fuera de San Juan. El patriota y médico José Francisco Basora junto al profesor dominicano José María Serra de Castro fueron los primeros periodistas mayagüezanos. Ambos fueron originadores de una tradición sesquicentenaria que hoy día abarca tanto los medios impresos como los electrónicos aunque debemos reconocer que, a través del tiempo, se perdió gran parte del ideario liberal que predominaba en aquellas primeras planas que aparecieron a partir de mediados del Siglo XIX.

El liberalismo de los periodistas mayagüezanos fue producto de varios factores socio-políticos entre los que se destaca el constante crecimiento de la población de la ciudad desde el momento mismo de su fundación en 1760. Muchos de los nuevos pobladores eran españoles y extranjeros que huían de los procesos políticos que se daban en sus respectivos países. Este proceso migratorio parece haberse iniciado en 1791 cuando Mayagüez comenzó a recibir los primeros refugiados de Saint Domingue como entonces se conocía a Haití. Ese año se desató La Rebelión de los Esclavos encabezada por Toussaint Louverture lo que ocasionó una emigración tanto al Oeste de Puerto Rico como al Oriente de Cuba. Los emigrantes no sólo aportaron algunas de las ideas liberales sino que también trajeron consigo sus conocimientos y la experiencia en labores agrícolas lo que propició que se desarrollara una intensa actividad cafetalera y azucarera.

Jos_Mara_Serra-custom;size_312,420;brt_61

Serra de Castro nos llegó de República Dominicana en 1847 precisamente por razones políticas y por más de 40 años residió en Mayagüez donde compartió labores periodísticas con la enseñanza en el Liceo Mayagüezano. Este pionero de nuestro periodismo regional figuró en al menos tres de los casi 90 periódicos que existieron en Mayagüez durante la segunda mitad del Siglo XIX y principios del Siglo XX. Murió en 1888 y en 1915 sus restos fueron reclamados por una comisión de la Cámara de Diputados para trasladarlos al Panteón Nacional de Santo Domingo.

Basora junto al doctor Ramón Emeterio Betances y a Segundo Ruíz Belvis, entre otros patriotas, dirigió iniciativas libertarias tanto desde Puerto Rico como desde Nueva York y mantuvo una estrecha relación con el periodismo.

“El Imparcial Mayagüezano” surgió en momentos en que el Puerto de Mayagüez, creado en 1811, era el de mayor influencia comercial en Puerto Rico al punto de que, en 1844 la Aduana Española registraba una actividad mercantil calculada en 2,794,502 pesos mientras que el puerto capitalino informaba de 2,393,649 pesos y el de Ponce 1,418,042 pesos. La riqueza provenía mayormente de la exportación de café y también del azúcar que producían tanto Mayagüez como los pueblos cercanos.

Esto se evidencia a partir de 1827, cuando la producción azucarera en todo Puerto Rico totalizó 14,076 toneladas, de la cual Mayagüez y sus pueblos cercanos producían una cuarta parte, equivalente a 3,467.5 toneladas, mientras que Ponce producía 20 por ciento y Guayama otro 17 por ciento.

En 1847, un año antes de la fundación del primer periódico regional, el gobierno colonial español había calculado en 20,952 los habitantes de Mayagüez de los cuales 15,731 vivían en los campos donde ubicaban 27 haciendas de caña y 92 de café. La ciudad se hallaba en plena recuperación del Fuego Grande del 30 de enero de 1841 que consumió más de 660 de las casas que conformaron su casco urbano.

Sin embargo, la riqueza que generaba su puerto fue suficiente no sólo para propiciar la recuperación de la ciudad sino que también para apoyar los medios impresos que se iniciaron con el esfuerzo de Basora y Serra de Castro.

Debido a las ideas liberales de su contenido “El Imparcial Mayagüezano” fue suprimido 50 días después de iniciada su publicación por órdenes del Gobernador español Juan Prim. Desde ese instante Mayagüez y la parte occidental del país acogieron el periodismo como medio de divulgación de las ideas liberales que entonces prevalecían entre un sector de la sociedad, factor que propició el desarrollo de gestas libertadoras y autonomistas durante el resto del Siglo XIX, como lo fueron el Grito de Lares de 1868 y la consecución de la Carta Autonómica. En agosto de 1848 Pablo Simó publicó el segundo periódico mayagüezano, “El Propagador”. Simó, cuya figura se mantuvo muy presente en el ámbito periodístico regional del Siglo XIX, dedicó este primer esfuerzo a estimular los bienes materiales. Para 1850 aparece el tercer periódico regional, “El Semanario Mayagüezano”, editado por Santiago Basora.

Es en 1852 cuando Ponce se une al periodismo regional y ambas ciudades, La Perla del Sur y La Sultana del Oeste, desarrollaron una actividad periodística que la Ciudad Capital no pudo superar por algún tiempo. La gran cantidad de escritores, la disponibilidad de imprentas, la pluralidad de las publicaciones y su contenido liberal propiciaron este auge periodístico sin precedente que ha sido destacado por los historiadores desde Salvador Brau, Antonio Salvador Pedreira, Lidio Cruz Monclova y Pedro Luis Perea Rosselló, por sólo mencionar algunos.

Para octubre de 1855 Serra de Castro era propietario de una imprenta en la cual comenzó a publicar el semanario “El Compilador Industrial”, el cuarto periódico mayagüezano. En 1863 aparece en Mayagüez el primer diario regional y el cuarto en todo Puerto Rico, “El Diario de los Avisos”, cuya publicación se extendió hasta 1881. Los temas de la agricultura, el comercio, la industria, la literatura y las modas predominaban en esta publicación que, a través de los 18 años en que circuló, fue dirigida por José Montero Fuertes.

Durante esos años la influencia de la industria cafetalera quedó evidenciada por los aumentos registrados en la exportación de 106,990 quintales en 1848-1852 a 186,723 quintales entre 1866 y 1870. En 1877 existían 164 estancias y 70 haciendas cafetaleras en Maricao mientras que Las Marías contaba con otras 150 estancias en las que se producía la mayor parte del café en toda la región de Mayagüez. Otros pueblos que contaban con estancias lo eran Adjuntas, con 76 y Añasco con 50. Para encargarse de las gestiones de exportación del café y el azúcar la aduana mayagüezana contaba con agentes consulares de Francia, Inglaterra y los Estados Unidos.

El censo de 1877 determinó que Mayagüez tenía una población de 26,446 habitantes y contaba con un acueducto. Ese año, el 10 de julio de 1877, se le concedió el título de ciudad.

Otra ciudad en que se publicaron periódicos durante la segunda mitad del Siglo XIX lo fue San Germán en la que en 1871 circulaba “El Tiempo”, dirigido Juan F. Terreforte. Entre sus colaboradores figuraron Francisco Mariano Quiñones, Manuel Fernández Juncos, Lola Rodríguez de Tió, Angelino Antongiorgi y Domingo Ramírez de Arellano. Se trató de un periódico dominical que en sus páginas daba cabida a temas políticos y literarios entre los que se destacaban artículos periodísticos que, un cuarto de siglo después, constituyeron parte de la agenda de Fernández Juncos y Francisco Mariano Quiñones como miembros del Gabinete Autonómico.

Picture1

Otros periódicos publicados en San Germán lo fueron “El Deber” (1884), “El Espejo”, fundado y dirigido por Francisco Mariano Quiñones en 1892 y “El Porvenir” (1895) un bisemanario dirigido a la juventud sangermeña así como de los pueblos limítrofes cuyo director lo fue Julio A. Ramírez.

El triunfo de la Primera República Española significó la eliminación de la censura previa por medio de dos decretos emitidos en 1870 por el gobernador Gabriel Baldrich y en 1873 por el también gobernador Rafael Primo de Rivera. Esto despejó el camino para la publicación de las ideas liberales que predominaban entre muchos de los escritores y periodistas que residían en la región Oeste.

La combinación de estas ideas liberales, la distancia que separa a la región occidental del centro de poder de San Juan y el auge económico que producían tanto el café como la producción azucarera contribuyeron a que el periodismo regional floreciera a finales de siglo XIX con la publicación de unos 30 periódicos en el lapso de 1870 a 1890, Dos periódicos con el mismo nombre, “La Razón” de José Ramón Freyre (1870-1874) y “La Razón” de Mario Braschi Rodríguez (1890-1891), marcaron el periodo que los historiadores han denominado “La Época de Oro del Periodismo Mayagüezano”. “La Razón” de Freyre sirvió para difundir escritos de, entre otros, Fernández Juncos, José María Monge y Bonoció Tió Segarra lo que distinguió a la publicación como un periódico liberal, combativo y culto. Desde su fundación el 23 de enero de 1890 “La Razón” de Braschi fue el órgano del Partido Autonomista Puertorriqueño creado en 1887 por Román Baldorioty de Castro en la ciudad de Ponce.

Con su cierre en julio de 1891 cesó el periodismo razonador para dar paso al informativo, según apuntó Fernández Juncos en una entrevista concedida a Braschi en 1894 en la ciudad de Ponce y de la cual han dado cuenta varios historiadores, entre ellos Pedreira y Perea Rosselló.

“El periódico razonador va cediendo poco a poco su puesto al informativo; el repórter va invadiendo los augustos dominios del pensador y los elementos hoy más valiosos de la hoja diaria no se deben tanto al esfuerzo de la mente como al esfuerzo de los piés”, resumió Fernández Juncos en su histórica entrevista con Braschi.

El diario “La Tarde” empezó a publicarse el 2 de abril de 1880 por Martín Fernández López quien fue substituido dos años después por el caborrojeño Salvador Mestre Mora que a su vez pasó a ser alcalde de la ciudad en 1885. Para esos años Mayagüez contó con una serie de publicaciones especializadas como lo fue “El Liceo” una revista quincenal con temas científicos y literarios publicada por el Liceo Mayagüezano.

En 1881 comenzó la publicación de “La Almojábana”, una revista literaria que sólo circulaba el 24 de diciembre y su editora lo fue la poetisa y patriota Lola Rodríguez de Tió. En agosto de 1883 Serra de Castro fundó su tercer periódico, “El País”, que originalmente circulaba tres veces en semana y luego se convirtió en diario. Fue una publicación de corte liberal-reformista que, en el lapso de tres años, tuvo como directores a Mestre Mora, Julio E. Vélez Vialíz y José Leandro Montalvo antes de cesar en 1886. En 1885 resurge como diario “El Imparcial” bajo la dirección de otro periodista dominicano, Francisco Ortea, quien eventualmente se trasladó a San Juan para trabajar como redactor en “La Correspondencia de Puerto Rico”.

periodico mayaguez 2

En esta etapa “El Imparcial” destacó ampliamente las luchas políticas de esa época hasta 1900 cuando cesó su publicación. En él colaboraron el escritor Eugenio Astol, el periodista Enrique Vélez Vialís y Carlos Casanovas Duperroi, quien dirigió el periódico a partir de 1887. Con la publicación de “El Diario Popular” en 1893 por Nicolás López de Victoria, quien poseía experiencia previa ya que en 1886 dirigió “El Liberal”, se inicia la publicación de otros 20 periódicos lo que el historiador Pedro Luis Perea Rosselló ha catalogado como el tercer periodo del periodismo mayagüezano.

El cuerpo de redactores de “El Diario Popular” lo encabezaban el escritor Eugenio Astol y el periodista Luis Magín Raldiris. Otros periódicos y publicaciones de ese lapso lo fueron el semanario político “La Publicidad”, dirigido por Jovino de la Torre que comenzó en 1894; “El Derecho Regional” publicado por varios meses de 1896 por Carlos Casanovas; “La Revista Blanca” de temas femeninos que fue dirigida por Mariano Riera Palmer.

Tras el cambio de soberanía se produce la publicación de otra serie de periódicos que reflejan las nuevas tendencias políticas entre los que se destacan “La Bandera Americana” que comenzó a publicarse en 1898 como un diario vespertino y a partir de 1906 se convirtió en matutino hasta 1921 cuando dejó de publicarse. “La Bandera Americana” fue fundado por Pascasio Fajardo y en distintos años tuvo como redactores a Eugenio Lecompte, Rafael Martínez Nadal, Zoilo Ruíz García y José A. Rivera.

periodico mayaguez 3

Para esos años de transición frecuentemente los periódicos publicados en Mayagüez recibieron las colaboraciones que Eugenio María de Hostos enviaba desde el extranjero en particular durante sus últimos años hasta su muerte acaecida en República Dominicana en 1903. Muchos de sus artículos también eran publicados por periódicos de aquellos países en los que Hostos desarrolló tanto intensas campañas a favor de la independencia de las Antillas, así como sus reconocidas gestiones pedagógicas y sociales.

En 1899 Luis Magín Raldiris dirigió “El Republicano” y ese mismo año comenzaron a publicarse “El Terruño”, órgano de la Liga de Patriotas Puertorriqueños así como el trisemanario político “La Estrella Federal”.

Llegado el Siglo XX San Germán también contó con al menos dos periódicos de corte feminista, “La Verdad”, desde cuyas páginas la escritora Amina Tió de Malaret abogó para que se designara el segundo domingo de mayo como Día de las Madres lo que se legisló en 1915. En 1903 ya existía en La Ciudad de Las Lomas el periódico “El Abanico” también dedicado a temas femeninos.

“La Voz de la Patria” y “El Diario del Oeste” fueron dos diarios de trascendental importancia que comenzaron a publicarse en Mayagüez a comienzos del Siglo XX. El precursor de “El Diario del Oeste” lo fue el semanario literario “Pro Patria” cuya publicación comenzó en 1910 por Normando Escabí, el poeta Armando Esteva y José Irizarry Cruz. “Pro Patria” experimentó un auge durante los primeros años de la Primera Guerra Mundial lo que dio paso a que surgiera el diario.

Con la llegada de la década de 1920 comienza un periodo de transición hacia los medios no impresos como la proyección de “clisés” en lugares públicos. Se trataba de un sistema de proyección de gráficas de contenido comercial acompañadas de un sistema sonoro a través del cual se difundía música y se leía el texto de los mensajes comerciales. El primero de estos servicios en difundir material informativo lo fue El Club de los 500, un sistema colocado en lo alto de un edificio cercano a la Casa Alcaldía desde el cual se añadió la proyección de los resultados de los eventos electorales que se celebraban en Puerto Rico para esa época. Este hecho convierte a El Club de los 500 en el primer medio informativo audiovisual en la región occidental y sirvió de transición ya que uno de los precursores de la radio operó uno de estos sistemas de proyección antes de establecer la primera emisora en Mayagüez.

 

4 Respuestas a “Periódicos

  1. efsacco

    marzo 12, 2012 at 3:16 pm

    Gracias por su interesante vista entre la historia del periodismo en el Oeste!

     
  2. Carmelo Medina-Jimenez

    mayo 17, 2012 at 11:54 pm

    Lo felicito por lo valioso de esta información. Gracias.

     
  3. Gilberto Tejera

    julio 28, 2012 at 9:01 pm

    Interesante articulo.intereso saber como podria encontrar una reseña del fallecimiento de Francisco
    Guio Molina residente en Mayaguez y de origen de las antiillas holandesas,esto ocurrio en periodico La Voz de la Patria aproximadamente en. 1897-98-99 0 1900 .Gilberto Tejera 787-780-2469

     
  4. José Delgado Ponce

    julio 31, 2012 at 7:19 pm

    Felo, cada día que pasa aprendemos más contigo. ¡Te felicito en el día del Periodista!

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: